Una imagen vale más que mil palabras.

Veamos la siguiente imagen, se trata de un gráfico simple en el que se pueden observar las diferentes partidas del Gasto Público presupuestadas para 2014. Tal y como reza el título de este breve post, una imagen vale más que mil palabras.

Todos somos, en mayor o menor medida, usuarios de redes sociales y estamos acostumbrados a leer cadenas virales en la que nos escandalizamos ante tal o cual gasto de tal o cual político, ante el gran dispendio que constituye tal o cual institución, o de los recortes en tal o cual partida. Ahora bien, por aquello de que “las ramas no nos dejan ver el bosque“, creo que en estos casos seguramente obviemos lo realmente importante, “por donde llora la criatura“; y es que, sin menospreciar los ejemplos anteriormente expuestos, la criatura llora, y mucho, pero por tres partidas del Gasto muy concretas.

Gasto Público 2014

Las diferentes partidas presupuestadas del Gasto Público de 2014.

Dicho esto, veamos la anterior imagen, en ella podemos ver las diferentes partidas presupuestadas para el Gasto Público español de 2014 puestas encima de un billete de cien euros; se puede observar así cuál es el peso relativo de cada partida respecto el total del billete de 100, es decir, del 100% del Gasto. Como creo que será fácil de observar, hay tres partidas muy interesantes y que merecen comentario aparte:

  1. Deuda Pública: El Estado puede endeudarse de modo parecido a como lo hacen los particulares y las empresas y pedir financiación a organismos bancarios supranacionales o bien a otros estados. Pues bien, sólo los intereses y amortizaciones a pagar por la Duda presupuestados en 2014 ascendió al 24,79% del Gasto. Hay que decir que en 2014 los intereses a pagar eran más altos que actualmente, pues la prima de riesgo estaba más alta, cierto,  pero tampoco hay que dejar de lado que el endeudamiento público español en diciembre de 2015 ha sido equivalente al 99,82% del PIB, es decir, del total de bienes y servicios producidos por la economía española en un año.
  2. Pensiones: El presupuesto de pensiones para 2014 fue del 30,12% del Gasto presupuestado. Teniendo en cuenta que la pirámide de población española se está invirtiendo, parece razonable pensar que en un futuro próximo el número relativo de pensionistas respecto al total de población activa ascienda y, con ello, la importancia de esta partida de Gasto.
  3. Desempleo: Tal y como se puede ver, en un país con la tasa de paro en las nubes, el importe presupuestado ascendió al 7,02% del Gasto. Todos sabemos cómo está la tasa de paro en nuestro país que, si bien ha mejorado, todavía supera el 20% de la población activa.
pirámide poblacional 2014

Pirámide poblacional española de 2014, ¿alguien todavía duda de que la población jubilada va a aumentar?

Así pues, tenemos tres importantes partidas que ellas solas sumaron el 61,93% del Gasto presupuestado en 2014. Si bien es inevitable que la población envejezca, es natural, sí que creo que una prioridad debería ser luchar contra el paro y aminorar la Deuda Pública, y urgentemente. Quizá quede muy bien en una cadena de una red social criticar que haya un gasto excesivo en Defensa (1,34%), pero creo que ello nos puede hacer desviar la atención sobre lo que realmente cuenta, que si no se consigue aminorar significativamente la deuda pública y el paro, posiblemente el sistema de pensiones actual sufra cambios drásticos en un futuro, y ello es precisamente algo que nadie en su sano juicio desearía presenciar y, ni mucho menos, vivir en carne propia. Ya lo dijo aquél que inventó aquello de que “una imagen vale más que mil palabras“, cuánta razón tenía.

Jordi Mulé

Economista C.E.C. núm 13147.