CAPITALIZAR EL PARO, COMO SIEMPRE, TARDE

Hace pocos días ha aparecido en prensa la que creo sinceramente sí es una buena medida de estímulo del empleo y de la economía en general; me refiero a que, pronto, cualquier parado podrá capitalizar su subsidio de paro para poder emprender un negocio, cualquiera que sea su edad.

Hay que recordar que esta medida ya existía anteriormente, pero sólo para parados menores de treinta años, en el caso de los hombres, o de treinta y cinco, en el caso de las mujeres. La medida tuvo una buena acogida, más de cien mil personas han accedido a un capital y han podido emprender un negocio, fomentando la auto-ocupación y abandonando las listas del paro.

Con esta reforma, se abrirá la veda cualquiera que sea la edad del parado. Ahora bien, en mi opinión, como siempre en este país, vamos tarde.

Vamos tarde porque el daño ya está hecho, el paro empezó a crecer en 2007 y actualmente muchos parados de larga duración ya han agotado su subsidio. Por ello, sólo podrán acceder a este sistema los parados “nuevos”; y además parece ser que la destrucción de empleo se está frenando. Por ello, una medida más que interesante en 2007, en 2014 se me antoja como una maniobra de cara a la galería política, más aún cuando los mayores de treinta y cinco años tienen más problemas para volver al mercado laboral que los de treinta; en este sentido, esta medida hubiera sido perfecta en 2007, pero no en 2014. ¿Haberlo hecho antes, no?

Versió en català

20140412-142056.jpg